Mi visión

 

  Nuestro país ha cumplido 30 años ininterrumpidos de gobiernos elegidos por el voto popular. Para un país que vivió gran parte de sus 200 años de historia en medio de guerras civiles y gobiernos militares, es un logro extraordinario. Tenemos que estar muy orgullosos.


Pero a la vez es necesario reconocer que el voto es esencial, pero eso sólo no basta. Enfrentamos desafíos que ya no pueden esperar. En estos 30 años, lamentablemente, nuestro país se ha convertido en una sociedad desigual, con una pobreza estructural de más del 20% de la población y niveles de exclusión que hace medio siglo desconocíamos. A diferencia de lo que ha ocurrido en muchos países de Latinoamérica, en estas tres décadas nuestros indicadores de educación y pobreza han involucionado dramáticamente.


Sumado a esto, en los últimos años ha resurgido una cultura política autoritaria impulsada desde el gobierno nacional, que ha dividido a la sociedad argentina entre amigos y enemigos, socavando las bases mismas de la convivencia democrática, la división de poderes, las libertades individuales y el estado de derecho. Con libretos vetustos de los años '50 y '70, se quieren reeditar supuestas glorias pasadas que, en realidad, terminaron trágicamente.


Estoy convencida que para resolver nuestros gravísimos problemas tenemos que trabajar mancomunadamente desde la política y la sociedad civil para reconstruir el sistema de partidos y estructurar una alternativa política superadora de las opciones actuales y de las que tuvimos a partir de 1983.


Es imperioso reconstruir el Estado, pero un Estado transparente, no clientelar, eficiente, capaz de implementar políticas públicas de mediano y largo plazo que aseguren el desarrollo de toda la población, especialmente de los más necesitados. Ese es mi anhelo.
Como ciudadana y política, deseo contribuir a conformar un frente electoral y de gobierno, comprometido socialmente, plural y democrático, al estilo del Frente Amplio uruguayo, la Concertación chilena o el PT brasilero, que modernizaron sus países en pocos años y los insertaron en el mundo.


Si ellos, que enfrentaban problemas económicos y sociales mucho más graves que nosotros, pudieron. Nosotros también podemos.

Comunidad



El próximo Google Hangout de María Eugenia es el 27/03/2013. Para mas información, hacé click aquí

 

La Fundación Equidad, presidida por María Eugenia Estenssoro, es una organización sin fines de lucro que implementa programas sociales y educativos utilizando como herramientas básicas la computadora e Internet.