Dilma Rousseff

 

 

Un ejemplo de lucha sin cuartel contra la corrupción

 

¿Se puede luchar de manera implacable contra la corrupción y no perder en el intento? La gestión de Dilma en la presidencia de Brasil no sólo contesta afirmativamente la pregunta, sino que le añade otro componente: se puede dar esa pelea sin que existan privilegiados ni favoritos. Rousseff echó de su gobierno y puso a disposición de la Justicia a varios funcionarios que habían trabajado con su antecesor y padrino político, el ex presidente Lula. Ese ejemplo de batalla sin cuartel contra los corruptos es un espejo en el que deberíamos mirarnos. No sólo por eso. Esta economista pasó por la lucha armada en los años setenta y hoy no duda en afirmar, sin haber traicionado sus convicciones, que se siente hija de las mejores democracias occidentales. Dilma, como la caracterizó Norma Morandini, “es una dirigente moderna que no se arrepiente de su pasado, pero que carece de rencor y resentimientos; es alguien que tomó las palabras de otra mujer, Indira Gandhi, para decir: «No se puede abrazar con los puños cerrados»”.

 

 

 


 

Algunas de sus frases más célebres

 

  • “Yo no tolero la corrupción, y mi gobierno tampoco. Si hay sospechas fundadas, la persona debe renunciar”
  • “Cuanta mayor transparencia, mayor es la posibilidad de que el dinero público se destine a los programas que son necesarios”
  • “El mundo, en lugar de armas, quiere alimentos”
  • “Prefiero el barullo de la prensa libre al silencio de las dictaduras”
  • “No es posible hacer de la política de derechos humanos sólo un arma de combate político-ideológica”
  • “Para muchos, las mujeres son la mitad del cielo, pero queremos ser la mitad de la Tierra. Con igualdad de derechos y oportunidades. Libres de toda forma de discriminación y violencia. Capaces de construir nuestra propia emancipación y, así, de contribuir a la emancipación de todos”

Comunidad



El próximo Google Hangout de María Eugenia es el 27/03/2013. Para mas información, hacé click aquí

 

La Fundación Equidad, presidida por María Eugenia Estenssoro, es una organización sin fines de lucro que implementa programas sociales y educativos utilizando como herramientas básicas la computadora e Internet.