¿Y la riqueza dónde está?

Este año, el país cumple 30 años viviendo en democracia. Sin dudas que uno de los principales logros en estas tres décadas ha sido construir una sociedad muy abierta y participativa. Las tasas de participación electoral de la población son altas. Cada período electoral se vive con emotividad. Entre los argentinos, pocas cosas, posiblemente las gestas deportivas o el fútbol, pueden ser más convocantes que las discusiones políticas.
¿La pregunta es si este elevado nivel de inclusión política tuvo su correlato en la elevación de las condiciones materiales de vida y en mayor inclusión económica? En esta tarea resulta ineludible hacer un balance con indicadores económicos y sociales.

El primer paso, natural, es observar qué pasó en estos 30 años con la capacidad de los argentinos de generar riqueza. El gráfico presenta el indicador convencional, que es el Producto Bruto Interno per capita. Esto es, la cantidad de bienes y servicios que la Argentina produce cada año dividido su población, para representar con ello las posibilidades materiales que la economía le brinda a la población. En el gráfico, este indicador tiene un aditamento. Está medido en dólares y corregido por la inflación de EEUU. El sentido de medirlo en dólares es poder compararlo con otros países y el de corregirlo por inflación extranjera es analizar su capacidad adquisitiva internacional. El período analizado abarca desde el retorno a la democracia a la actualidad.

 

                                     Evolucion PBI per capita 

 

 

En 1983–1986, el Producto Bruto Interno per capita de la Argentina era de 6.000 dólares a precios actuales. El de los países vecinos –Brasil, Uruguay, Chile– llegaba apenas a los 4.000 dólares, un 30% inferior. A finales de la década de los '80, cuando el retorno a la democracia era todavía incipiente, la crisis de la hiperinflación achicó la ventaja económica de Argentina y la acercó a los países vecinos.
En los períodos de 1991–1994 y 1995–1998, en lo que fue la década de los '90, el producto per capita en dólares vuelve a aumentar, retomando la ventaja económica de Argentina con los países vecinos. Pero en 1999–2002 la crisis –ahora de hiperrecesión– lleva a la economía a un nivel no diferente del que prevalecía al comienzo de la democracia. Los 20 primeros años desde el retorno a la democracia dejaron pocos progresos en materia de expansión de las posibilidades materiales de la población.
En los últimos 10 años, a partir del período 2003–2006 la economía argentina se recupera en un proceso de crecimiento alto y vigoroso. Sin embargo, llega a los 30 años de democracia rezagada en comparación con sus vecinos latinoamericanos que aumentaron su capacidad productiva mucho más. Chile, que figuraba cuarto en 1983, trepó al primer puesto y lidera el ranking en cuanto al ingreso per capita. Nosotros caímos al cuarto puesto, detrás de Uruguay y Brasil.
La gran paradoja, que el gobierno oculta, es que la Argentina perdió su liderazgo regional no en los '80 o '90 (décadas en las que cometimos grandes errores y afrontamos gravísimas crisis), sino en los últimos 10 años de supuesta bonanza, desde que el kirchnerismo llegó al poder, como se ve en el gráfico.
Justamente en esta última década, en lugar de aprovechar los precios internacionales extraordinariamente altos de nuestras exportaciones para mejorar nuestra capacidad productiva, como hicieron nuestros vecinos, una política económica mentirosa y anacrónica nos ha llevado a quedar rezagados en América Latina. Algo que parece asombrar a todo el mundo, menos a los propios argentinos.
Lo más grave de esta situación es la deuda social creciente que estamos acumulando, con una sociedad mucho más desigual: más del 20% de la población vive en condiciones de marginación económica, social y educativa que desconocíamos hace medio siglo.


Continuaremos con este informe, realizado por el equipo de asesores de la Senadora Estenssoro, en una próxima entrega.

 

Más información: link a nota sobre 30 años de democracia

Visto: 939

¿QUÉ BUSCÁS?

Comunidad



El próximo Google Hangout de María Eugenia es el 27/03/2013. Para mas información, hacé click aquí

 

La Fundación Equidad, presidida por María Eugenia Estenssoro, es una organización sin fines de lucro que implementa programas sociales y educativos utilizando como herramientas básicas la computadora e Internet.